Los toldos para terrazas ofrecen múltiples ventajas para los que les gusta estar al aire libre. Gracias a su apoyo frontal, estos sistemas son muy resistentes. Con una inclinación suficiente y equipados con una lona impermeable, estos toldos no sólo dan sombra, sino que se pueden utilizar sin problemas para protegerse de la lluvia.

Se pueden escoger diversas soluciones de producto en función del ámbito de aplicación, las dimensiones deseadas y las exigencias estéticas. Las pérgolas, por ejemplo, dan un aire mediterráneo a su terraza. También se puede optar por los toldos para terrazas, que ofrecen una sombra horizontal y vertical combinada en un solo sistema. El motor eléctrico incorporado de serie permite accionar el toldo de forma confortable y se puede automatizar con diferentes sistemas de mando.